lunes, 25 de octubre de 2010

Buscas una excusa

Buscas una excusa para no decirme nada,
Para silenciar tus palabras ante la voz de mi mirada,
Como si el frio mañanero se llevara con el viento,
El fuerte sentimiento que se ha ido formando.

Buscas una excusa para callar tus palabras,
Mientras me cambias de tema para no decirme nada,
Cuando sabes que por dentro hay una voz que te grita,
Las palabras que por miedo pronunciar no has querido.

Pero no busco que me digas lo que en tu mente guardas,
Aunque sabes que de ganas yo me estoy muriendo,
De saber lo que te guardas por respeto humano,
O lo que callas por el miedo a sentirse herida.

Buscas una excusa para no decirme nada,
Mientras intentas olvidarte de lo que quieres decirme,
Como si fuera un peregrino que debe marcharse,
Para caer en el olvido de quien sus pasos siguieron.

Buscas una excusa, y no me dices nada,
Más yo sé con tu mirada que te mueres por decirlo,
Aunque tú detienes lo que temes acontezca,
Y yo busco sin reservas a demostrarte lo contrario.

Buscas una excusa para no decirme nada,
Y no sirve de nada aplazar lo inevitable,
Pues inquieta jugueteas con mis débiles manos,
Mientras te rozo con ternura esperando convencerte.

Buscas una excusa, pues no quieres decirte,
Y no sé qué te detiene de hacer lo que es contrario,
Quizás porque te miran, o porque te miro yo,
Y es más fácil escribirlo cuando sola tú te quedes.

Buscas una excusa, y no te cansas de buscarla,
Mientras piensas que no entiendo lo que está aconteciendo,
Por eso no digas nada, solamente dame un beso,
Que esa es la mejor palabra que jamás se ha pronunciado.

1 comentario:

Alberto.Molina dijo...

De cierta manera hermoso, de cierta manera nostálgico, de cierta manera doloroso... a veces las excusas son excusas, a veces son dudas irremediablemente rotas...
un placer delinear tus letras amigo poeta... abrazos fraternos.


Posd... Duele la canción que tienes de fondo (Quiza demasiados malos recuerdos corren hoy por mi cabeza)