sábado, 8 de enero de 2011

Dame un minuto

Dame un minuto de tu tiempo,
Para decirte lo mucho que te amo,
Aunque sea el firmamento algo oscuro,
Y la lluvia se pose sobre tu ventana.

No me cierres la esperanza de tenerte,
Dame una oportunidad para decirte
Que te quiero desde el día en que sin verte
Supe que pasabas por mi lado.

Dame un minuto de tu tiempo,
Para desahogar este amor que está por dentro,
Quemando como fuego que acrisola,
Y que tan sólo tu nombre ha musitado.

Regálame el amor que necesito,
El posarme en tus brazos enamorado,
No deseo nada más que eso,
El saber que te tengo aquí a mi lado.

Dame un minuto de tu tiempo,
Sólo eso y después la vida entera,
La oportunidad de llevarte a mi lado,
Por caminos que los dos no conocemos.

Y si acaso no parece convincente,
Arriésgate conmigo un solo minuto,
Sólo quiero hablarte al oído,
Y decirte lo mucho que te quiero.
 
Dame un minuto de tu tiempo,
Y seré esclavo de esa tu dulce sonrisa,
Mientras las estrellas que se encuentran tan arriba,
Se abajan para hacer de celestinas.

Tan sólo quiero que me escuches un momento,
Que me des una oportunidad,
Y veras que con el roce de mis manos,
Sentirás el calor de estos mis labios.

Dame un minuto de tu tiempo,
No me importa si termino desahuciado,
Quiero tan sólo que me des por un segundo,
El amor que tú me puedes dar.

Y si acaso al terminar la primavera,
Un invierno le llegara a mi vida,
El sol de tu memoria sería mi guía,
Para llegar nuevamente hacia tus brazos,
Y comenzar con nuestra propia historia.

Dame un minuto de tu tiempo,
Y yo te doy la vida entera de tributo,
Que si me queda un espacio de mi vida,
Es sólo tuyo en un minuto de tu tiempo.

1 comentario:

GABRIELA dijo...

Al leer solo pienso en lo inmenso que es amar y como este amor se vuelve puro ante tus palabras.
Me gusta mucho como escribes, todo lo que escribes. EXITOS.